Los churritos canarios

Imperdonable venir y no probar los churritos fritos. A diferencia con los que había visto hasta ahora, estos son mucho más grandes. No llevan azúcar por encima, la masa es más compacta y más frita. Aquí lo de los churritos es toda una tradición, como en otros sitios la pieza de bollería o los bollitos los domingos por la mañana.
Si algo hay que decir es que son muy sabrosos, su elaboración no es muy distinta del churro tradicional, aunque la masa se parece más a pan, más compacta, y son más saladitos. La fritura se realiza en una caldera de aceite donde los doran y a escurrir.
Nosotros solemos ir a una situada en un centro comercial llamado “La Ballena”, se llama churrería Carmelo, y puedo decir que es uno de los mejores sitios donde los he probado.
El local es amplio, incluso tiene una especie de terraza en un pasillo de acceso al centro comercial. El caso es que siempre está lleno. Da igual un martes por la mañana, que un sábado por la tarde, está a tope. Incluso tienen chocolate para llevar, y los churros también por supuesto, además de tener una gran variedad de platos combinados, pinchos, sandwiches y demás. Osea que si no te gustan los churros tienes montón de oferta donde elegir. El otro día ví que en una de las esquinas había una expendedora de número, como la de las carnicerías, pescaderías, por poner un ejemplo. Y es que por lo visto hay días, como el domingo por la mañana, que aquello se pone de bote en bote para llevar churros. Las colas llegan hasta la puerta, entonces se coge número y a esperar.


La verdad es que están buenísimos. A mis niños les encantan con chocolate y puedo asegurar que con una bandeja va uno llenito para casa. Con 3 churros va uno despachadito de sobra.
Yo ya los había probado anteriormente en otra churrería cercana al puerto que se llama “La Naval”. Mi marido muchas veces queda con un compañero allí para la “hora churrito”, y antes de subir a trabajar, un cafelito con sus correspondientes sienta fenomenal. Incluso pides por ejemplo 1€ para llevar y te subes unos cuantos para comértelos a media mañana. Esta churrería abre prontito por la mañana, y suele ir muchísima gente a desayunar antes de entrar a trabajar.
El servicio en estas churrerias es siempre muy eficiente, y eso que trabajan a tope.
Asi que muy importante…el churrito canario…ummmmm rico rico.

Anuncios

Maspalomas, paraiso integral

Ayer, siendo el cumple de un “niñito” que hacía los 16, decidimos hacer una excursión (o incursión) al sur. Asi que sin más cogimos los petates y para la estación de guaguas (autobuses) que nos fuímos. Allí muy amablemente un guarda de seguridad nos explicó como sacar los bonos de un expendedor. La verdad no nos pareció caro (5.50€ ida /vuelta), son unos 60 km, asi que en relación precio-distancia está bastante bien.
Por el camino que recorre la costa se van viendo unas pequeñas playas con arena oscura donde va más que nada gente a coger olas con los paipos. El espectáculo de oleaje y mar abierto es impresionante. A mí por lo menos es el paisaje que más me gusta, el mar.
También pasamos por la central eléctrica, la potabilizadora, y más tarde los polígonos industriales y comerciales, como Alcampo, Ikea y grandes almacenes distribuidores de El Corte Inglés, Hiperdino, etc. Todo a las afueras de la ciudad.


El paisaje árido se combina con grandes plantaciones de tomateras (recomiendo a cualquiera que pruebe los tomates canarios, exquisitos).
Ya pasando Telde está situada toda la infraestructura del aeropuerto, muy transitado. Me recordó el día que llegué a la isla, fué impresionante verla por la noche. Se distinguía la franja costera perfectamente. Muy iluminada, es un recuerdo muy grato que tengo de mi llegada, de esos que se te quedan grabados y de vez en cuando te traen buenas vibraciones.
Más abajo está Arinaga. Enseguida se reconoce por los molinos de viento que tiene, es una pasada verlos con sus enormes aspas a toda velocidad. En este lugar se aprovecha el viento (que suele ser bastante) para generar energía eólica. Hay montón de ellos, a los niños no les dió tiempo a contarlos todos.
A medida que vamos bajando se aprecia el cambio de temperatura y el viento más cálido, también se ve la tierra más seca. Practicamente lo que se aprecia por el camino son las montañas al fondo y pequeños arbustos, cactus, alguna que otra palmera.
Incluso hay una zona que se utiliza para grabar películas del oeste, así tipo cañones, al pasar si que dá la sensación de estar alli, el paisaje es muy similar. Parece que te va a salir Aguila Roja con su tribu de entre las colinas.
Ya enseguida llegamos a la zona turística, se empiezan a ver los complejos hoteleros, con sus piscinas, palmeras. Urbanizaciones de bungalows, centros de ocio, parques de atracciones, todo lo necesario para estar de vacaciones.
Nosotros cogimos el autobús de San Fernando – Faro Maspalomas. San Fernando de Maspalomas es según me han explicado como la ciudad aparte de la zona turística, ahí es donde la gente vive cotidianamente, sobre todo gente que trabaja en esa zona, con sus supermercados, pisitos, como cualquier barrio de una ciudad.
Un poco antes de llegar se empiezan a ver las dunas asomar entre la vegetación. Hemos llegado a Maspalomas. Ahí esta el faro.
Nada más llegar impresionan los grandes hoteles de la entrada, parecen grandes palacios con sus torres, jardines, fuentes. Impresionantes. Toda la zona gira alrededor de ellos. Y luego en medio se erige el faro, solemne, destacando, es lo que destaca y domina el horizonte.
Ya a la entrada de la playa una avenida llena de restaurantes, tiendas, etc..y por fín la arena. El paisaje que se aprecia es un inmenso paseo, al principio lleno de colorido por las sombrillas, hamacas que se queda atrás para dar paso a su espalda a una gran charca con aves y las dunas. Un gran parque natural protegido. La vista es impresionante, kilómetros de dunas, da la impresión de estar ante un desierto.
A unos 800 metros unos carteles avisan de zona nudista, para que la gente no se asuste, aunque realmente creo que no es así y es la cosa más natural del mundo.
Se aprecia sobre todo gente extranjera, alemanes, ingleses, italianos..y gente de aquí por supuesto. Fuímos andando por toda la orilla (como la de Santurce) y se estaba fenomenal, la brisilla y el oleaje, daba gusto ir.
Ya cuando llevábamos unos dos kilómetros (por decir algo) nos tiramos en el pie de una duna y venga, ¡al agua!. ¡¡Que gusto!!, de cine. Aquí el agua está magnífica, habrían unos 28ºde temperatura ambiente y daba gusto darse un baño, el oleaje era constante. Nos bañamos varias veces, aparte de las fotos que hicimos. Comimos los bocatas, con la cervecita… muy importante. Y fenómeno.
Los niños lo pasaron genial tirándose por las dunas (nosotros también), con la arena, el agua. Aquello es un paraiso de verdad, la gente es escasa al ser tan grande la playa, lo que te da una tranquilidad extrema, y el relax de no oir nada salvo el mar.
Atardeciendo ya iniciamos el retorno. Aunque puedo decir que allí se puede estar hasta las 10 de la noche si uno quiere porque no hay apenas cambio de temperatura. A esa hora ya se empiezan a ver las terrazas con gente cenando, paseando, por los centros comerciales. Hay tiendas de todo tipo, practicamente sin horario. Centros de ocio, juego. Casinos. Muy cuidado y preparado para el turismo. Es como si estuvieras en otro mundo, todo pensado para que disfrutes al máximo sin ningún tipo de preocupación. Eso sí, con una buena cartera.
La verdad que me gustó mucho. Ya la vuelta era de noche y pudimos ver al pasar algún otro sitio que nos queda pendiente , como la Playa del Inglés, San Agustín, Mogán, Puerto Rico… o sea, que todavía me queda tela. Para que luego me digan que acostumbrada a la península se me iba a quedar pequeño esto, jajjaja. Es que no saben.
Como llegamos tarde y la guagua que nos lleva a casa no acababa de venir, cogimos un taxi, que ese gremio si que funciona aquí. Algún día escribiré sobre ellos. Son gente supermaja, y funcionan a destajo. Pones un pie en la calzada y ya tienes ahí un taxi. Hay 1632 licencias mas o menos en la ciudad, según nos informó el buen señor. Contando que donde yo vivía creo que no llegaban a 400, me pareció una pasada. Y trabajan, ¡¡vaya que si trabajan!!
Ya llegamos, rotos por supuesto, a cenar ligerito, duchita y a la camita. Día memorable, de entre otros muchos que tendremos.
Seguiremos informando…

Nuestras comidas de los sábados


Otra de las cosas que más me agradan de aquí son las comidas sabatinas. Nos reunimos todos en casa de mi suegro, donde mi cuñada nos obsequia con sus exquisiteces.

Es impresionante la cantidad, calidad y extraordinaria presencia que pueden tener las viandas.
No os podéis imaginar el curro que se pega la mujer en esas comidas, aparte de que la salen a la perfección. La verdad que tiene un gran gusto para decorarlo y prepararlo.
Ella se llama Mensi (abreviatura de Carmen), incluso abriría un blog llamado las comidas de Mensi, creo que merecería la pena. Para colmo ella lo hace muy a gusto y con mucho cariño.


Esas comidas son como un rito. Nosotros llevamos el pan; vamos a una boutique del pan cercana a casa (se llama la miga de oro), donde preparan unos panes caseros buenísimos. Solemos llevar dos tipo rústico, y dos tipo baguettina, estupendos.

Mi cuñado suele llevar los postres, le encanta jorobarnos la dieta. Hoy trajo unos mousse de turrón, crema catalana, fresa y chocolate ¡ que para qué contar!.

Mensi es la que se pega el gran curro. A veces llevamos nosotros algún platito hecho en casa, como los champis a lo xuxo (de los más buenos que he probado), algún dia hablaré de ellos también.Pero a lo que iba, hoy comimos un arroz 3 delicias estupendo, tipo basmati con sus verduritas troceadas. La verdad que la quedó genial, tanto en apariencia como en sabor. De segundo (por enumerarlo de alguna manera), croquetas de espinacas con papas (patatas) fritas, de acompañamiento una salsa alioli hecha por ella. Además puso pollo con salsa appletiser (jugo de manzana), superjugoso y rico, a los niños les encantó.

¡Vamos!, que nos pusimos como el kiko. Para rematar los mousse arriba indicados.
Toda una comida de restaurante 5 estrellas, una pasada.
Para colmo mi cuñada hace un café buenísimo que nos pone en unas tacitas chulisimas.
¿Qué más se puede pedir?. Creo que con estos calores, y esta comida tan guay, una siesta…Xaito.

Mis ¨impresiones¨


Puedo decir que Las Palmas de Gran Canaria es una ciudad muy cosmopolita. Podría decir muchos datos más como ciudad, pero a mí, en realidad, cuando llegué lo que mas me llamó la atención fue sin duda ¨Las Colorás¨. Allí tenemos tres montañitas que se divisan desde toda la ciudad. Se encuentran en La Isleta, y son algo que diferencia sin duda esta ciudad, con su color rojizo, impresionante de verdad. Me recuerdan mucho a mis paseos por Santander, el paseo marítimo, la bahía y cuando al otro lado se divisaba Peñacabarga, las montañas…
En cierta manera, creo que es mi lazo de conexión.
Igualmente ocurre con la vegetación. Parece increible que en una isla donde se supone apenas llueve y el riego se controle, haya tanta vegetación, parques, flores y muchas variedades de plantas, árboles, tipos de cactus, palmeras. Aquí el agua es un bien preciado ya que su suministro viene de las potabilizadoras, encareciéndolo bastante. Su uso doméstico se restringe a lo más básico, porque beberla es misión imposible.
Pero bueno, a lo que iba sobre las plantas y flores… lo que más me ha llamado la atención es una flor en concreto que se llama hibisco, me comentaron que se da muy facilmente, pero yo es la primera vez que la veia. Toda la ciudad está llena de ellos, en forma de arbusto, en setos. Los hay de todos los colores, gamas desde el rojo al rosa, pasando por el anaranjado, amarillos. Los hay con muchos pétalos o con cuatro grandes de donde sobresalen los estambres notablemente. La verdad que llaman mucho la atencion. Ahí pongo una foto para que se vea una muestra.
Cerca de donde vivimos hay una avenida, llamada Escaleritas, que da nombre además a un barrio y está llena de hibiscos. Ayer cogí la cámara y me bajé toda la calle haciendo fotos. En Escaleritas se ven por todos lados palmeras y setos. Cada edificio tiene su jardincillo, muy cuidado, por cierto.
En la ciudad hay varios parques estupendos, con zona de recreo infantil, fuentes, aparatos de gimnasia, zona de footing, carril bici…

LOS PARQUES

Hay varios repartidos por toda la ciudad, en la zona del puerto deportivo, hay uno que llaman el ROMANO, que está frente al Paseo Marítimo. Esa zona es utilizada sobre todo como zona de footing y gimnasia, ya que tiene aparatos de madera para realizar distintos ejercicios a lo largo de todo el parque. En una zona diferenciada cuenta con un parquecito infantil, con toboganes, columpios, y hasta una pequeña mesa de ping pong en mampostería. Incluso cuenta con una terraza, para poder tomar un café o refresco mientras los niños juegan. Por la parte de arriba cuenta con un carril bici, o sea, que hay para todos los gustos.
Por la parte de atrás, justo enfrente, se extiende en una ladera el parque DORAMAS. Este es más conocido, ya que cuenta con un precioso hotel y casino, el Museo Néstor y el Pueblo Canario, donde se realizan actuaciones de folclore popular.
Este parque en sí es precioso, digno de ver, con unas fuentes, estanque y zona de ocio, imprescindible de visitar. Los fines de semana suelen hacer actuaciones para mayores y pequeños, es un sitio de gran confluencia.
Por nuestra zona hay un parque llamado de LAS REHOYAS, muy grande, con mucha amplitud. En él se encuentra un centro deportivo con piscina. Apunté este mes a mis niños para hacer un cursillo de natacion ahí, y estan muy contentos. Bueno, con decir que mi Manuel no se metía más arriba de la rodilla al agua, y ahora ya mete cabeza, nada a croll o perrito… pero que estupendamente. Además, al salir tienen un parque infantil grandecito con toboganes que les encanta. Aparte de que este verano, el ayuntamiento puso unas casetas en los parques con biblioteca al aire libre, donde los niños pueden coger libros, juegos, etc. y leerlos en el parque. Una idea genial, sobre todo para ellos, incluso para los mayores que quieran echar un vistazo a los libros. Porque hay de todo, desde cocina hasta lectura más concreta.
También cercano a casa, pero por la parte de arriba, está el parque JUAN PABLO II. Muy grande, adecuado para pasear, tiene hasta una pista para coches teledirigidos a gasolina. Un estanque con cisnes y patos, hasta una pequeña cascada. Éste esta muy bien montado, con plantas, flores. Solemos ir bastante, sobre todo por la biblioteca.
Luego en la parte de abajo, por la zona que llaman el Barranco de la Ballena, que ése sí está al lado de casa, están haciendo un parque enorme. Cuando acaben va a quedar precioso. Está bajo un puente que estan acabando, impresionante , con tirantes que lo sostienen sobre el túnel de La Ballena. Une dos zonas de la ciudad, para evitar el colapso en una rotonda. Nosotros lo bautizamos como el Puente del Lambrusco , por las apuestas generadas sobre cuándo se inaugura. Seguido hay 5 campos de futbol donde los chavalitos entrenan, con su cesped artificial bien cuidadito – porque otra cosa no sé, pero campos de futbol he visto un monton-. Cada parque suele contar por lo menos con uno.
Aqui se hace mucha vida al aire libre, dada sobre todo por el buen tiempo, claro.
En cada barrio suele haber un jardincillo, con sus columpios y paseo, la verdad que está muy bien. Los parques grandes tienen su servicio de vigilancia, que hacen que se cumplan las normas de orden y limpieza, intentando evitar que todo eso tan cuidado se vaya al garete.
De esto, lo que más me ha gustado es que es una ciudad -dentro de lo que es una gran ciudad- donde se puede disfrutar al aire libre, con parques, paseos para poder caminar, etc., cosa que a mí me encanta. Junto al mar hay un paseo que espero proximamente recorrerme.
Para los niños hay muchas posibilidades también, con zonas de juego. Además, aquí contamos con dos playas urbanas, lo cual es muy atractivo y saludable, aunque de eso ya hablaré en otro ratillo. Porque tiene tela, sobre todo la Playa de Las Canteras…4 km. ¡¡Casi ná!!

(de Cantabria a Gran Canaria)


Hace unos dos meses aproximadamente cambiè mi vida peninsular por una vida insular. El porque?, por supuesto, el amor. Como no¡. Ese que dicen mueve montañas, y os puedo asegurar que esto me lo cuentan antes del 20 de enero del presente año y seguramente me hubiera dado un ataque de risa de los buenos, pero asi es la vida, y mi vida ahora mismo esta aqui.
Facil el camino no ha sido, pero la verdad que he descubierto a mis 34 muchas nuevas cosas, y las cuales ire contando en este diario. Yo, que me creia ya encasillada en un rol, ya, cansada, sin muchas pretensiones y que decir ilusiones, pero la verdad es que otra vez me encuentro con energias renovadas y dispuesta a dar mucha guerra. Asi que de momento lo dejare asi y ya ire poniendo todas las cosas que vaya aprendiendo, que me sorprendan, como por ejemplo la comida…muchas cosas nuevas…y todo gracias a una personita..pero eso es otro tema…ahora mismo me encuentro hiperrepectorisima.

Receta: Potaje de Berros con garbanzos

Ingredientes para 6 personas:

– 1 bandeja de berros de unos 400 gramos aprox.
– 3 patatas medianas
– 1 cebolla
– 250 gramos de garbanzos
– 3 dientes de ajo
– unas 3 ramas de perejil
– aceite, sal, especias al gusto
– algunas hebras de azafrán

Elaboración:

Previamente se han puesto los garbanzos en remojo -un día antes-. En una cazuela se pone agua con sal, y una vez caliente se le echan los garbanzos escurridos. Se dejan cocer hasta que estén tiernos, se le añaden los berros ya limpios y deshojados, la cebolla troceada, las patatas también troceadas al gusto y los tomates, sin piel ni semillas, las ramitas de perejil y un chorro de aceite.
Se deja cocer todo a fuego lento, y una vez la patata esté lista se añadirán los ajos y el azafrán, que previamente se habrán majado juntos en un mortero. Se prueba de sal y se sazona al gusto. Se puede añadir cualquier especia al gusto, siendo mi “punto” personal añadir una puntita de pimentón ahumado o choricero, el cual realza su sabor.
En Canarias, como en muchos potajes, suele añadírsele un trozo de piña o mazorca.

El berro contiene cantidades interesantes de sales minerales como fósforo, sodio, hierro y manganeso. Tiene propiedades diuréticas, remineralizantes y expectorantes, entre otras.