San Mateo

El domingo fuímos con una amiga hasta el interior de la isla. Llegamos hasta la denominada “cumbre” y puedo decir que aunque hace muchísimo tiempo que no me mareaba, este día lo he podido rememorar…¡menudas curvitas!, para que luego digan que aquí no hay montañas.
Las distancias son cortas , esto es como “cadena media hora”, es la mayor ventaja que hay. Aunque los accesos sean un pelín enredosos.
Bueno pues lo dicho. Allá que nos fuímos a la Vega de San Mateo (esa es la denominación correcta del pueblo). Mi marido nos había hablado de un mercadillo que organizan los fines de semana , donde se venden productos autóctonos sobre todo y así de paso admirar las vistas, y el paisaje, muy distinto a lo habitual, montañoso, con barrancos.Y todo esto, ¡aquí al ladito!.
Incluso al subir la montaña vimos la ciudad a lo lejos, marcando la costa. Unas vistas increibles. Al llegar ya se ve que este mercado atrae mucho público, los accesos estaban bastante transitados. Pero como nosotros tenemos la suerte del novato, aparcamos a la primera vuelta.
Nos fuímos hasta un recinto donde hay dos naves en las que se lee Mercado Agrícola de Vega de San Mateo y Recinto Ferial .
Una de estas naves integramente destinada a lo que es el típico rastro, con ropa, objetos antiguos, cosmética de aloe vera (muy extendido en esta zona), artesanía (ví unas tejas pintadas preciosas), cestería (las escobas de palma). También hay puestos de sudamérica con tejidos, y ropa hechas por ellos. Allí se puede encontrar de todo, hasta la radio del tio Pako.
Al salir está el típico puesta de piñas asadas (mazorcas de maíz), ¡¡¡¡buenísisimas!!!, untadas con mantequilla, con mojo… hummm se me hace la boca agua de sólo pensarlo. Por supuesto que cogimos, y ñam ñam a mordisco limpio.
Justo enfrente, el mercado, pero ya de productos “pa-comé”. Ahí si que se te llenan los ojos al entrar. Todo lleno de puestos con frutas, sobre todo con productos de la zona. Como los tunos (higos), fresas (con una pinta estupenda), papas (patatas), y un sinfín de cosas. También había miel (incluso había una máquina donde se veía el panal y como se extraía).
Puestos con vitrinas de quesos (mi perdición), algún día hablaré de los quesos canarios “ricos ricos”. Compramos un quesito fresco de San Mateo, está buenísimo, el mejor que he probado. Al lado, puestos de pan. Por supuesto también cayó uno de leña con matalauva (anís), ¡qué cosa má buena!, yo en mi antigua vida fuí panadera, asi que estas cosas las aprecias mucho más. Este pan en concreto me encanta, esas semillas le dan un sabor inconfundible.
Hay puestos de hierbas para hacer infusiones , con gran cantidad y variedad. Desde hierbas para el catarro, alergías… hasta para la caída del pelo. Especias y condimentos completan el muestrario. Al fondo los puestos de plantas y flores, que llenan todo el lateral de la nave. Y como no, los frutos secos, aceitunas en distintas salsas, dátiles, higos secos, golosinas…
Quiero constar que cogimos de todo. Los dátiles buenísimos y las aceitunas grandes con mojo (inigualables). Enseguida se recorre todo porque está muy bien dispuestos en pasillos espaciosos, y la gente puede pasar, mirar, escoger, etc..Además a la entrada hay un panel con todos los productos y sus precios.
Al salir dimos una pequeña vuelta por el pueblo, al lado del mercadillo había una plaza donde habían instalado una barra con mesas y sillas (en plan terracita) donde a la vez que te tomabas la cañita, amenizaba la jornada un conjunto musical y la gente se echaba allí sus bailes. Estaba genial, creaba mucho ambiente. Además se veía que la gente era muy participativa. Muy animado aquello.
Luego echamos un vistazo a la hora de comer, pero dado que nosotros somos vegetarianos, la variedad es bien poco donde se puede escoger. En un bar cualquiera tienes la limitación de la ensalada o papas. Asi que nos metimos en el chino. Por lo menos tienes más amplitud de elección.
¡Con toda la variedad de productos, legumbres, hortalizas y demás vegetales que existen, sin necesidad de meter la carne ni el pescado!. Al final tendremos que montar un chiringuito nosotros y todo. Ya os invitaré.
La cuestión es que una vez comimos y nos disipamos un poco con el licor de arroz (que te deja “K.O”) decidimos seguir la ruta, así que nos montamos otra vez en el coche y ahí sí que vimos la”cumbre”. A medida que se sube, el fresquito es palpable y el paisaje fascinante, es el techo de la isla, desde allí se vé todo. Las curvas también se las traían pero a pesar de todo es una zona perfecta, el olor a eucalipto, la vegetación… a pesar de ser un clima mas bien árido, esa zona en primavera tiene que ser preciosa (repetiremos para entonces). Los pueblecitos escalonados en la ladera, y ya llegamos a Tejeda, donde las vistas superan la ficción. Parece pintado a mano, el perfil de las montañas… y ¡sorpresa!, allá al fondo emergiendo de un mar de nubes, el Teide. ¡¡Impresionante!!, parecía que estaba ahí, como suspendido en el aire. Imaginad la otra isla a una distancia de poco mas de 50 km. Y lo tienes ahí.
La montaña es algo que tengo muy arraigado por mis orígenes, y esto es algo que me impactó. Que decir tiene que me llevé mi cámara y las fotos son ¡¡para qué contarte!!. Desde allí también vimos el Roque Nublo. Piedra muy emblemática en Gran Canaria, de origen volcánico esta piedra se eleva 80 m. desde su base y unos 1800 sobre el nivel del mar. Es considerado monumento natural, además de estar colocado en un marco inigualable.
Por esta zona, abundan los puestecillos con artesanía local, dulces tìpicos, restaurantes, etc. Los paisanos con los burros, para dar una vuelta o hacerse la foto “typical canarian” . A mí lo que me gustaron fueron los mantecados (dulce típico) , parecidos a los mantecados navideños pero con un sabor buenísimo.
Después de tan fabuloso día, sólo me queda decir que una imagen vale más que mil palabras y esto es un regalo para la vista y el espíritu. A veces no damos valor a lo que tenemos, que es mucho. Sólo tenemos que mirar alrededor para comprobarlo.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s