El Valle de Campoo

La casa de la bisa, Engracia

Es la zona de Cantabria de la que proviene mi familia, preciosa donde las haya. Verde, montañosa, el campo en su estado más puro. Esta zona es sobre todo conocida porque se encuentra la estación de esquí Alto Campoo, donde se practica todo tipo de deportes de invierno como el esqui y el snowboard. Podría hablar de un sinfín de cosas de esta zona. Pero para eso hay un montón de enlaces donde hay fotos, rutas, turismo, etc. Yo, con lo que me quería quedar es con mis recuerdos de esa zona.

Mi pueblo,por ejemplo, donde íbamos algún verano. Que después hemos seguido visitando, al que he llevado a mis hijos, para que lo conocieran y del que tengo tan gratos recuerdos. Creo que eso es algo que nunca deberíamos perder.

El contacto con la naturaleza, ver a la familia, es algo muy gratificante. He ido muchas veces por allí , pero más que por compromiso, por necesidad. Me encanta aquella zona, me llama mucho la atención siempre. Es como sentir que se te cargan las pilas.

Las montañas, el verde, las “vacucas”y caballos pastando. A Reinosa suelo ir porque aún me queda allí una tía, Pacita. Mujer simpática y agradable donde las haya. Recuerdo que siempre ha sido una mujer muy acogedora, cuando íbamos no nos dejaba irnos, nos quedábamos a comer e incluso a dormir. Siempre pendiente para que después nos llevaramos empanadas y pantortillas (dulce típico de hojaldre). Ella, cuando mi abuela vivía, solía ir mucho a vernos a Santander, cuando llegaba Pacita era una alegría, siempre traía cosas, hablaba mucho y nos reíamos con ella. A mi abuela la ponía al día de todo lo que pasaba por allí, de la familia y demás cotilleos. Incluso el otro día hablé con ella, cuando me llamó para mi cumpleaños, fué una alegría para mí. Allí estaban en fiestas, San Mateo. Es la fiesta grande de la zona.

Hay otro pueblecito a las afueras que se llama Espinilla, donde vivieron mis bisabuelos y donde nació mi abuela. Aún existe la casa. Mi familia la vendió hace tiempo, pero el nuevo propietario se ha encargado de dejarla preciosa. Caserón de piedra con un escudo, patio, jardín. Una preciosidad, que lástima no poder haberla conservado. Hace dos años que estuve allí, incluso la saqué fotos (arriba hay una muestra). Tiene un río al lado. Mi tío ,que fué el que nos llevó, recordaba cuando de niño se bañaban todos allí y luego iban a merendar a casa de la abuela, que les preparaba unas rebanadas de pan untadas en aceite. ¡Qué tiempos aquellos!.

En Entrambasaguas, otro pueblecito cercano, vive aún un hermano de mi abuela. El año pasado estuve por allí, pero desgraciadamente para nada bueno. Murió su mujer y estuvimos de entierro , así que no pudimos ver mucho. Para colmo, al bajar del cementerio, se cayó una tía mía y estuvimos el resto del día en la clínica de Reinosa. Afortunadamente fué el golpe y el susto. El cementerio está en un alto, por lo que el caminito que llega es un sendero con piedras. Asi que al bajar se despistó y rodó por un buen tramo, con lo cual, nos dimos por contentos que no pasó nada para lo que podía haber sido.

Espinilla, salida del pueblo

También está Villar, ahí me quedé algún verano con mis tías. Recuerdo lo bien que lo pasaba. Allí vivían las hermanas de mi abuelo. Se llamaban Margarita y Martina. Una de ellas tenía un hijo, el tío Paco, casado con Adela que vivían allí con sus cuatro hijos. En verano solía venir otro niño de mi edad de Burgos, hijo de unos amigos de la familia. Asi que había una animación tremenda.
El niño de Burgos y yo hacíamos muy buenas migas. Nos metíamos por todos lados. En la cuadra con las vacas, en el prao a recoger hierba con el tío Paco para luego venir en el carro con él, le ayudábamos a hacer las pacas. Acabábamos guapos, ¡menudas sudadas!. Pero algo hacíamos…
Incluso le ayudábamos a llevar las vacas a pacer, aunque a mí me daban un poco de miedo, porque imponían bastante. Todas tenían su nombre, eran unas 8, recuerdo así vagamente. Una era Pinta, otra Rubia, y luego estaba Linda, que ese año parió trillizas. Fué todo un acontecimiento en el pueblo, porque eso era algo muy poco habitual. Eran 3 jatucas preciosas, todas rubias.
Ese verano me lo pasé pipa. No parábamos. Ibamos a ver los caballos percherones a una finca cercana, al río, a la cuadra. Todo el día por la calle, aunque había ratos que el calor era fuertecillo, se caían hasta las moscas.

Recuerdo un día de esos, por la tarde, la hora de la siesta. Las vacas estaban debajo del cobertizo, a la sombra, todas tumbaditas, y ahí que vamos mi amiguito y yo. Le digo: ¿Nos montamos en las vacas, ahora que están tumbadas?, y dice ¡vale!. Estoy hablando que tendríamos unos 9 años más o menos. Ahí nos subimos los dos, y en eso que ya estaba yo tan sentadita y mi vaca se empieza a remover,¡ el otro alucinaba!. Yo chillando, vá la vaca y se pone de pie. ¡Ay, mamaaa!, menuda altura. Agarrada como podía, llamando a mi tía toda histérica. El amigo fué a buscarla y vino corriendo a bajarme. Se partía de risa al verme allí agarrada a los cuernos de la vaca. Os aseguro que no volví a montarme en ninguna, las cogí un respeto tremendo. Pero lo pasamos fenomenal.

Abajo había un río y solíamos ir a bañarnos, que por cierto, el agua venía heladita. ¡Qué felicidad recordar aquello!.

Recuerdo Argüeso, no hace mucho estuvimos visitando un castillo que hay allí. Habilitado como museo, y muy bien “rehabilitado”, por cierto. La obra de sillería la realizó un vecino de mi bisabuela, Sobaler, rabelista donde los haya. Un hombre superagradable, al que conocí también.

Luego recuerdo que mis abuelos, antes de irse para Santander (la city), vivieron en un molino en Paracuelles, donde ellos se encargaban de moler el grano a los vecinos del pueblo. Mi abuelo era de Villacantid, otro pueblecito de la zona.

Por esa zona se haya también Fontibre, donde nace el Ebro, imprescindible visitar. Allí se encuentra una pequeña imagen de la Virgen del Pilar, de la que pronto se celebra su onomástica. Aprovecho para felicitar a todas las Pilares, Pilucas, Pilarines y Pilares, entre las que tengo amistades. Un beso para todas ellas.

Luego está Brañavieja, donde se encuentra la estación de esquí. Esa zona de montaña es una maravilla, se vé todo el valle, la cordillera. Ahí se encuentra el Pico Tresmares, su nombre le viene porque en sus faldas nacen tres ríos-Ebro, Pisuerga y Nansa– y desembocan en los tres mares de la Península.

Un montón de pueblecitos llenan este valle: Abiada, Mazandrero, La Lomba, Soto, Proaño, estos los conozco de oídas, por mi abuela. Por tener, tienen hasta un campo de golf en Nestares, en contraposición de algunos vecinos, en parte dada por la climatología entre otras cosas. Se ha fomentado mucho en esta zona el turismo rural. Lo que ha llevado a la creación de muchos hospedajes, colonias de verano, pequeños hoteles, restaurantes y demás servicios que ofrecer al visitante.

En Retortillo, cercano a Reinosa, se encuentra Juliobriga, un yacimiento donde se hayan ruinas romanas. En este lugar se conservan los pilares de lo que fué un ciudad. Incluso se ha construido en la zona un museo donde se conservan piezas y han realizado una réplica de como eran las casas, con todo tipo de detalles. Lo he visitado varias veces, es digno de ver.
Desde esa zona se admira el Pantano del Ebro, eso si que es impresionante. Es como un mar en medio de las montañas.

Esta zona es una de las más bonitas de Cantabria, y no es porque sea de allí, pero merece la pena visitarlo porque aún con lo que he contado, hay un montón de cosas más por ver y visitar. A mí se me han quedado muchas, pero espero seguir viéndolas y admirándolas siempre que pueda. Tanto dá, con calor en verano, como la nieve en invierno. Siempre está bien darse una vuelta por allí. Esta es mi “tierruca”.

18 comentarios

  1. Merche, te van a nombrar Presidenta de Información y Turismo de tu “tierruca”… y tu familia, hija predilecta, aún más!

    Me pasma ver la memoria que tienes, que la Verge de la Mercè te la conserve muchos años! En este memorable post has descrito tu geneología, tus recuerdos de niña, tus travesuras y aventuras, la geografía de ríos y montañas… facilitando la comprensión mediante la etimología. En fin, largo si es, pero impagable el recorrido y por tus memorias! Transmítelo a tus hijos, pues son tus y vuestras raíces. Si no sabemos de dónde venímos jamás sabremos a dónde tenemos que ir!

    Te he vsito montada en vaca y con cara de “sustín”😉

    Besos “naturales”

  2. Hombreee¡¡¡, que no te quepa duda, la tierruca es la tierruca.
    Tienes toda la razón, nunca se deberían perder las raíces.
    Jiji, yo también me acuerdo de la vaca a la perfección.
    Gracias por tu comment, tan guaxi como siempre.
    Petonets cantábricos

  3. Jejejeje, ya te he leido… Campurriana, pues te voy a mandar unas fotitas de tu Campóo nevado, de todas formas en mi blog tienes (creo) una del pantano nevado… ¿la quieres?

    Sigo leyendote. Por cierto, tengo que cumplir una promesa el año próximo en la Virgen de la Altagracia… sacaré fotos… a tu disposición.

    Besucos y saluducus

  4. Situcooo, un cantabruco de pro donde los haya. Por supuesto que quiero esas fotos, ¡eso ni se pregunta!.
    Muchas gracias por el comment, nos seguimos leyendo fijo fijo.
    Besucus😉

  5. Hola merche, he hablado con Sito y me pasó tu direccion del blog, muy bueno peroooooooooooooooooo y mi pueblo….Me parece muy chulo el recorrido que haces al valle donde vivo pero ni siquiera hablas de mi pueblo,ORMAS está a un kilimetro escaso de Espinilla, por la carretera que está entre los dos bares. Si no lo has visitado nunca la proxima vez que venga tienes que verlo, pq es el mejor jejejeje Bueno voy a seguir leyendo….

  6. Caxisssss, mira que no nombrar Ormas. Anda¡¡¡, que no habré oido a mi bueli y a mi bisa hablar de Ormas. Imperdonable..pero, prometida la visita y hablaré en mi proximo post.¡Faltaría más!.
    Un saludo y gracias por el comment. En cantada¡¡¡.
    Besucus palmenses.

  7. Gracias por enlazar al Banco de Imágenes Gratuitas de México.

    En breve también agregaremos tu blog a nuestras listas.

  8. Leo tus palabras y veo las fotos con el fondo de la voz imponente de Freddie Mercury… y se me hace una cosa “acá”

    Es precioso el texto…y me dan gans de estar ahí.

    Gracias por las palabras.

    Pasate por casa cuando quieras

    A.-

  9. Merche, echa un ojo al blog… hay fotos que no te cargan…
    Le he estado enseñando tu blog a un compañero de trabajo de Orzales y ha conocido a la primera esa casa… jejejeje

  10. Que me dices¡¡¡, ha conocido la casa de mi buelilla. Cömo me alegro!!. Era la casa de mi bisabuela Engracia, la compró una gente que la arregló muy bien y la dejaron preciosa. Gracias por avisarme lo de las fotos,ya repasaré, es que al cambiar el blog..ya sabes…Y además son grandecitas , para cargar a veces anda la red saturada, pero me gusta que se vea guapi todo aquello.
    Besos xitu.

  11. Andy, encantada de recibirte en mi casa y por supuesto que te guste mi tierra. Mi casa es tu casa, visitanos cuando quieras. Yo también me voy a dar una vueltilla por la tuya. Y con Freddy Mercury..¡Casi ná!

  12. hola merche¿ tienes msn?si tienes agregame porfa:cristinaramos1992@hotmail.com

  13. Agregada estás criss.. Besucos.😉

  14. Hola Merche.
    Impresionante la descripcion de nuestro querido Campoo.
    Yo desciendo de Argueso,por lo que conozco todos los sitios que describes a la perfección.
    Me ha encantado descubrir tu blog.
    Por cierto conozco tambien Las Palmas y Tenerife, ya sabes cosas de la mili.
    Recibe un cordial saludo.
    Gelo.

  15. Encantada de conocerte Gelo, me alegra mucho saber de la gente de allá con lo cual espero tener noticias tuyas y que me cuentes…un saludo.🙂

  16. has echo un gran recirrido por el valle pero no has mencionado un “poblado cantabro” que hay en Argüeso digno de visitar para conocer como vivieron los antiguos cantabros en esa zona

  17. me he quedado pasmao eres familia la casa del Paco el padre de Vidal, Claudio, Javi ….yo creci en Villar todos los veranos desde que tengo uso de razon, yo iva a casa de mi abuela al final del pueblo en la ultima casa antes del puente, han regresado a mi los recuerdos de infancia que nunca debieron alvidarse, como las travesuras que haciamos con las vacas que tu muy bien has descrito antes, (creo que en algun momento todos los niños de esa epoca intentamos montar una vaca).
    gracias ha sido fantastico leerte y recordar, seguro que sin conocernos oincidimos en villar muchos años cundo niños, un beso.

  18. Contra¡¡¡, Hada es verdad, más arriba del Castillo por un caminillo está el poblado cántabro. Digno de visitar como bien dices.
    Campurriani, no me digas que tú también ibas por aquellos lares¡¡¡, la lexe¡¡¡, si es que la vida es un pañuelo. Pues encantada de reencontrarte, ya sabes donde estoy.
    Besos y gracias por dejarme tan grata visita.🙂


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s