El leñador

lena.jpgEl leñador de Laura

De nuevo a daros un poco la lata, con permiso de Merche, claro.

Mi madre es muy aficionada a los refranes, y siempre la he oído sacar alguno a colación de cualquier cosa que ocurría en casa… a mi también me gustan y a veces cuando digo alguno a mi mujer me responde… “consejos vendo y para mi no tengo”, y es cierto, en ocasiones damos consejos pero no lo aplicamos para nosotros mismos, inconscientemente, claro.

El cuento de hoy también es de Bucal, le recuerdo vagamente pero me he propuesto contarlos tal y como los recuerdo… mas corto o mas largo pero la esencia, lo que si recuerdo es su moraleja.

“En nuestra región hay mucho bosque, desgraciadamente cada vez hay menos árbol autóctono, el eucalipto se ha adueñado de casi toda la región, y no es un árbol muy bueno que digamos, bueno para las papeleras si, pero no va de eso el cuento.

Hace años, cuando se talaban los bosques a hacha se presentó un leñador en la oficina de una empresa pidiendo trabajo… según sus palabras era un buen leñador y convenció al patrón el cual le contrató.

Al día siguiente comenzó su trabajo y lo hizo muy bien, taló 23 árboles.

El encargado quedó gratamente sorprendido por la labor del talador y le felicitó. Queriendo cumplir bien su trabajo y agradar al encargado y ser digno de su confianza al día siguiente comenzó su labor antes que nadie, comenzó a trabajar pero al final de la jornada solo había conseguido talar 18 árboles.

Al día siguiente madrugó aún mas para volver a conseguir un buen número de árboles pero muy al contrario, solamente consiguió 10, habló con el encargado asegurandole que se esforzaba todo lo que podía… y así al día siguiente disminuyó el número, y al otro…

Volvió donde el encargado a decirle que daba todo lo que podía pero que no conseguía talar más árboles…, entonces, el encargado que sabía de su esfuerzo le dijo:

¿Cuánto tiempo hace que no afilas el hacha?

¿Afilar el hacha? No he tenido tiempo… he estado talando árboles…

La moraleja es sencilla… no debemos obsesionarnos en las cosas, de vez en cuando es bueno y saludable cambiar de actividad, de ocupación… (voy a ver si consigo aplicarlo yo también…)

Otro día … mas.

4 comentarios

  1. oooppss!!! jejeje, díste en el clavo, no nos damos cuenta del verdadero problema, no tocamos fondo, sólo vemos lo que está en la superficie, y eso nos daña demaciado…en fin, trataré de aplicarlo en mí misma…..
    Besos🙂

  2. gaby: jejejeje ya veo que no soy el único que se “obsesiona”, debe ser un “virus” que hay…
    lo que dices… trataremos de enmendarlo.

    laurita: muy guapo el leñador… ya contaremos mas cuentos y tú los ilustras ¿vale?

  3. La verdad que tienes toda la razón situ, a veces más vale darse un respiro y volver con energías renovadas. Eso nos ayuda a ver con más claridad las cosas. Creo que me voy a dar una vuelta por la RD, a ver si cuando vayas para allá me ha tocado la primi y así nos vamos a tomar un café contigo allá, a tu retiro.
    Para renovarnos de vez en cuando…😉

  4. Gracias situco, seguire dibujando, me gusta hacer dibujos para tus cuentos. Un beso.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s