Me contaba mi abuelo…

Esta mañana mientras leía unos blogs me vino a la memoria un chiste-cuento que me contaba mi abuelo Justo, a mi me hacia gracia, pero tiene su miga y su trasfondo, aparte de atacar un poco a la forma de actuar de algunos y sobre todo al aprovecharse de la presunta “ignorancia” de la gente llana por parte de otros mas “ilustrados”.

En un pueblecito muy pequeño en el cual no se disponia de todos los servicios, incluido el agua corriente , vivia un muchachito con su padre, a diario debia ir con su botijo a buscar agua a una fuente que distaba bastante del campo donde su padre sudaba para ganarse el sustento

El muchachito apenas podía con el botijo una vez que le había llenado de agua, y con gran esfuerzo debía recorrer la distancia para ir donde su padre a aliviarle su esfuerzo con el agua fresca que le traía.

Ya de por si era un trabajo para el muchacho, pero aún lo era mas en los dias de calor, en los dias que soplaba el sur[1], esos días el camino se hacía demasiado largo.

Acostumbraba a hacer el recorrido a sus parroquias un cura que siempre que se cruzaba con el muchacho le pedía un trago de agua fresca del botijo…, los dias normales no había problema… era un trago solamente… pero los días de sur… entre lo que bebía, lo que se refrescaba y lo que tiraba… el muchacho debía volver a llenar el botijo…

botijo.jpg

Un día de verano, harto de tener que volver a llenar el botijo el muchacho le dijo al cura…

-Mire padre, no se lo voy a dar, me canso de ir a buscar el agua…

El cura le respondió:

-Hijo mio, ¿no sabes que es una obra de caridad dar de beber al sediento…?

Ante esto el muchacho cedió y tuvo que volver a ir a cargar su botijo. Y esto se repitió durante varios días que duraba la “surada”, pero llegó el día en que volvió a negarse…

-Mire padre, hoy no se le voy a dar el botijo…

Y el cura le respondió lo mismo:

-Hijo mio, ¿no sabes que es una obra de caridad dar de beber al sediento…?

-Si, padre – respondió el muchacho- también es una obra de caridad enseñar al que no sabe…POR AHÍ SE VA A LA FUENTE…


Ahora viene el traslado a lo que nos ocupa… ¿es mejor dar de comer o enseñar a pescar para tener comida?.


[1] Viento sur: viento que llega a Cantabria procedente “del Sur”, un aire caliente y pegajoso que revuelve a los sanos, a los que estamos un poco “p’allá” ni os cuento.

3 comentarios

  1. Situco, tus cuentos son siempre de lo mejorcito.😉 Aplicando el cuento…

  2. me alegro que lo apliqueis… eg que hay mucho listooooooo

    bxucus

  3. Jo el abuelo Justo, me acuerdo bien Merche, que escapadas, Eh?
    Buen cuento si señor


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s