¿Volar?

Aguila

Hace unos días comentando un flog me vino a la cabeza esta historia que le puede venir bien a algún jóven indecis@… comenté así mismo que la contaría… y ahí va, es cortita (espero) y como siempre de Bucay, que por cierto, todas las historias las recopiló de la sabiduría popular y tal y tal…

Un día un padre le dijo a su hijo…

– Puesto que ya eres mayorcito y tienes alas es una pena que te dediques a vaguear y caminar, cuando no arrastrarte con tus amigot@s… desperdiciando la posibilidad que tienes…

-¿Y que debo hacer?- le contestó

-Mira, vamos a subir a lo alto de aquella montaña donde hay un acantilado… – una vez allí el padre continuó – ahora coges aire y saltas, extiendes las alas y volarás…

No le pareció muy buena idea al jóven y le dijo…

-¿Y si me caigo…? está alto…

-No te preocupes, como mucho te harás algunos arañazos pero cogerás experiencia y te harás fuerte…

De vuelta el muchacho se lo comentó a sus amigos… con los que pasaba muchas horas. Éstos le dijeron:

– Tu padre está loco… te matarás, tu padre está como un cencerro, está loco, déjate de tonterías y sigue asi, ¿para que necesitas volar?.

Otros, mas prudentes le dijeron…

-Mira, puedes hacer caso a tu padre, pero en vez de tirarte desde el acantilado tírate desde ese árbol.

Como no le pareció mala idea se subió a lo alto de un gran árbol y se tiró. Abrió sus alas , las agitó pero… se pegó un tremendo morrazo.

Lleno de golpes y magulladuras se fué donde su padre…

-Me engañaste, me dijiste que podía volar y no es cierto, he intantado y mira… Mis alas no sirven para volar, no son como las tuyas.

El padre le contestó:

-Hijo, para volar hay que tener el suficiente espacio para que las alas se desplieguen, al igual que los humanos y los paracaidistas necesitan cierta altura para poder saltar con garantía. Para empezar a volar deberás asumir riesgos. Claro que, si no quieres lo mejor será que sigas caminando o arrastrandote siempre…

4 comentarios

  1. preciosa foto…
    de lo otro… vosotros direis…
    bxcus

  2. Muy bonita la historia , guapisima siempre enseñandonos cosas.
    Te quierooooooooo

  3. Uy…!
    Este padre sabe hablar… y este hijo, como todos, pone resistencia al esfuerzo…y al padre.
    Bueno, tarde o temprano aprendemos a volar, revolotear, o corretear con las alas abiertas….o a patinar! Ja!

    Besos, hermosa historia🙂

  4. Que razón tienes…pero a veces..¡cuanto cuesta volar!, pero una vez que emprendes el vuelo todo te parece más fácil, lo importante, mantenerte y seguir volando.
    Un besuco situ, siempre ahí, al pie del cañón, como el “papi”🙂


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s