El Cantabruco existe

Laro, el Cantabro por Situco

Aunque mucha gente reniege de su existencia, el cantabru existe. Variante del romance cántabro-astur, dialecto románico evolucionado directamente del latín. Siempre es agradable oír el sonido que caracteriza a la montaña y es su hablar, su uco, su h aspirada que se traduce en una j, la u al final de una palabra por la o , el iegu, cambiar la n por ñ, la l inicial por ll…
Ya algunas palabras están en desuso, por falta de oido, en muchos pueblos aún se conservan y a veces cuando las oigo me trae muchos recuerdos, sobre todo cuando iba al pueblo que oía a mis tías con la saya y el pañuelucu puestos. Recuerdo a mi abuela que gracias a ella conocí muchas cosas y hoy en día reconozco este hablar que forma parte de las raices. Hace dos años que vivo en Canarias y al igual que esta gente adoro el habla, los usos, costumbres , como tienen su propia identidad, con faltas y sin ellas. Pues así me siento cuando oigo y vuelvo a ver estas palabras de mi tierruca
Hay varias páginas que os detallo al final donde podréis echar un ojo a costumbres, diccionario y muchos usos, en definitiva, la cultura cántabra o montañesa, con sus dejes y derivaciones. En Santander, de donde soy natural, también se derivaron otros vocablos y así tenemos un montón de palabras de cosecha propia y sino una muestra:

Cuantas veces de niños deciamos..¿me subes a cuchos?..incluso se decía…eres más pesao que llevar un chon a cuchos o debajo del brazo…(llevar un cerdo a cuestas).
Mi abuela cuando se me caía algo me decía..apaña eso, o cuando tenía que ordenar; atropa toda la ropa que tienes tirada. A mi hermano decirle; no hagas el canelo (el tonto), o eres mas tonto que abundio, no seas cantamañanas. También decir; eres tonto de capirote, menudo cencerro que eres (menudo latoso). Cuando enredabamos nos decía mi abuela..¿qué estáis cerniendo por ahí?. Cuando nos quedaban los pantalones ya cortos, decíamos..parece que vas a pescar chamarucas. Cuando te ibas muy lejos, se fue a las chimbambas.

Uff, lo cogió de chiripa (de casualidad).

¡Ayy que me churro! (que me hago pis).

El currusco, que es el pico del pan.

Empingorotao, pinado o un estiraillo.

Jugué mucho al escondivirite (escondite), también me escoñé o espatarré (caí) otras tantas.

Cuando decíamos: te digo un escucho (decir algo al oido, un secreto).

A más de uno se le espachurró (aplastó) algo.

Me dí un estrincón (estirón muscular).

La expresión, ¡hala!…y pechuga.

Jeringar (fastidiar, molestar).

Un jeta (cara dura).

Julai (de mala rala).

Lamber (lamer), lambión.

La Machina, era el puerto.

Las magañas (legañas).

El de marras (el susodicho).

Medrar (crecer).

Menudo momio (chollo).

Moñiga (boñiga).

Ojalamen (ojala), echando una maldición.

Onde andará (donde estará).

Te cojo del pescuezo (cuello).

Pichi (chapapote, alquitrán de los barcos).

¡Vaya pindia que es esta cuesta!.

Está todo pistojo ( miope, que no ve bien).

Pitota (nariz grande).

Una ración de rabas (calamares).

Los Raqueros (personajes de bajo nivel social que vivían de lo que pillaban en el muelle), se utiliza también como mal hablado, ¡qué raquero eres!.

Se remontó (enfadó mucho).

Resalada (muy maja).

Menudo respe (genio).

Hace un ris (viento fresquito).

¡Ya estás rutando! (protestar).

Sincio (antojo).

¡Menuda trisca! (paliza).

Me troncho (parto de risa), troncho también es tonto.

Tocho o tochuco. (torpe, en sentido cariñoso).

Fregar la vasija (los platos).

Aventao (loco).

Vaya jambre ( hambre) que traigo

….y así un sinfín de palabras más, que no tendría espacio suficiente para poner. Osea que digan lo que digan el cantabruco con sus dimes y diretes, dejes y jergas existe.

Mas info:

El habla en Cantabria

La tierruca

Santander ayer y hoy

Adic.

Anuncios